10 de abril de 2015

Reseña: Los ojos de Luna y el fin de los Cometas

¡Hola a todos!
Ya se, ya se. Mucho tiempo sin estar por estos lares, lo siento. Deberian mandarme al otro lado del Bosque y esperar a que Cabeza de Vibora me asesine, si, muy bien.
Pero el caso es que hoy les traigo una reseña y nada me impedirá dárselas.
Por cierto, gracias Angie Marin(click en el nombre para ir a su blog) por regalármelo. Juramentos inquebrantables a un Ron de cinco años, amiga jirafa.
En fin, empecemos.
“Los ojos de Luna y el fin de los cometas”

CONTRAPORTADA:
Querido Blaz:
Te cuento que estoy bien, aunque hace unos días que tuve que huir. Tocaron el timbre muy temprano y me asuste, seguro iban por mí, así que salí corriendo, tome un tren y ni te imaginas donde estoy ahora (bueno, la postal y el timbre lo dicen todo).
Estoy conociendo nuevos lugares, ¡por fin!
También conocí a un chico muy lindo en el camino, y estamos viajando juntos…
Lo bueno es que me traje mis ahorros, pero tendré que conseguir algo para ganar dinero pronto. Te vuelvo a escribir cuando llegue a otra ciudad.
Con cariño, Luna.
PRIMER PARRAFO DEL LIBRO:
“Las niñas aun duermen. Es una mañana tranquila de sábado en casa de los Dufer. Luna también duerme, con el sueño a medias, con la angustia de que el día que ha estado evitando toque a su puerta. La serenidad del momento se ve interrumpida súbitamente por el repiquetear del timbre, que suena una y otra vez. Albert Dufer, que despierto desde temprano, baja por las empinadas escaleras para abrir”
ULTIMO PARRAFO DEL LIBRO:
“La ciudad resplandece como si tuviera luz propia y los rayos del sol dormán centelleos intermitentes en el mar. El paisaje delinea una atmosfera misteriosamente romántica… Luna suspira y una breve sonrisa asoma a sus labios.”

Bien, ahora si empecemos. Primero que nada quiero que vean la portada, ¿se les hace un poco sobrecargada, tediosa o esperpéntica? Bueno, todo tiene una razón de ser. Como siempre, tratare de hacer esta reseña lo mas spoiler-free posible, pero ya saben, si se me sale algún espoiler lo pondré en blanco, lo único que harán es seleccionar el párrafo con un click para verlo (SOLO SI YA LEYERON EL LIBRO, MENTES PERVERSAS)
En fin, volvemos con la portada, miren con atención, ¿ven a la chica? Si pueden acerquen mas la imagen o busquen una mas grande por internet, ¿ahora pueden ver que tiene ojos de diferente color? Perfecto, eso nos da una pista sobre lo que trata el libro. Ahora el titulo ¿Ojos? Creo que ya cubrimos ese punto ¿Cometas? Esta por verse. Solo cuando lo terminas de leer tiene sentido de verdad y te das cuenta de que no fue una corazonada del autor poner ese titulo.
La verdad es que este libro no me gusto ni me disgusto, me quede en un punto intermedio entre la indiferencia y el gusto.
Esta ambientado en los noventas, entrando a los 2000. Luna nuestra protagonista tiene una historia que nos hacen parecer muy turbulenta, pero que al final termina bien decepcionando un poco. La historia empieza en casa de los Dufer, una familia que parece conocer a Luna y que la acoge mientras ella escapa de personas que la persiguen. La noche en que empezamos a seguir a Luna es la noche en que sus enemigos dan con su paradero. Ella huye de la casa y se va de los Paises Bajos. Toda la historia transcurre en Europa, cabe resaltar.
Ahí, toma un tren que la lleva a Alemania, en el cual conoce a Hans, un chico fotógrafo que se vuelve su interés amoroso.
El libro, a pesar de que nos lo presente como algo que bien podría ser para niños, tiene un par de escenas fuertes, algo  que no te esperas sinceramente y que te deja algo desequilibrado.
Luna y Hans pasan mucho tiempo juntos hasta que ella decide conseguir un trabajo y Hans se va a Milán, ya que como dijimos él es fotógrafo y lo contrata una empresa de revistas allá. No sin antes prometerse que el volverá por ella y ella lo estará esperando.
En fin, pronto la chica empieza a trabajar con una familia como niñera y Hans empieza a engañarla en Milan, todo esto durante los primeros seis capítulos, vaya cosa. Luna conoce a otra persona, el tío del niño al que cuida y se enamora, pero tiene muy presente a Hans y bueno, la historia empieza a tomar un rumbo que no esperabas que tuviera, porque sinceramente… A todos los hombres con los que se encuentra esta chica empiezan a babear por ella; lo que me recuerda mucho al estereotipo de la Mary Sue.
Sin embargo, el libro empieza a tomar más jugo a la mitad, cuando la historia de otros personajes secundarios empieza a mezclarse con la de la protagonista, dejando a más interpretaciones. Este libro, a pesar de ser relativamente corto, es como un mar muy profundo, al que lo llenan hasta el tope, porque hay demasiadas cosas en él.
La razón por la cual persiguen a Luna es que ella forma parte de una profecía sobre el fin del mundo que surgió en una comunidad ficticia llamada Reivash, y es que no es cualquier persona quien trata de encontrarla... es su padre.
Asi, las historias empiezan a conectarse y nos damos cuenta de que todos los personajes del libro tienen una razón de ser, lo cual creo que se le dio bien al autor jugar con eso.
Aunque en algunos puntos, la prosa se quedaba muy seca, es como si estuvieras leyendo el borrador que el autor hizo de la historia, muchas descripciones, pero sin carga emotiva.
La historia esta bien, aunque generalmente sigue una línea muy predecible que se vuelve tediosa.
Las cosas terminan bien, aunque el ultimo capitulo logra que te quedes en un Cliff-hanger enorme por una cosa que sucede mientras Luna viajaba en un Ferry desde su ciudad de origen Batna, Argelia a España. Es una lectura ligera después de todo, pero no puedo evitar mencionar que cuando lo leas habrá una línea muy fina entre si te gusta o si no y generalmente terminaras en el saco de la indiferencia, pero te parecerá un libro entretenido o bueno, eso es lo que me paso a mi.
Hasta aquí con la reseña de hoy, espero sus comentarios y nos vemos pronto.
~Natalie